¿En qué consiste el lipoláser de papada?

El lipoláser de papada es un tratamiento mínimamente invasivo que mediante una técnica novedosa consigue retirar la grasa del cuello y devolver la firmeza a esa zona de la piel.

Se trata pues de un estiramiento de la zona del cuello para solucionar el descolgamiento de la piel del cuello debido a la falta de elasticidad provocada por el paso del tiempo.

Para conseguir el efecto deseado, utilizamos un láser para eliminar la grasa localizada y para contraer la piel, devolviéndole así la elasticidad perdida.

 

¿A quién va dirigido el lipoláser de papada?

Esta intervención va dirigida a esas personas que no se sienten cómodas con la elasticidad de su cuello, pero no quieren someterse una operación complicada con un largo postoperatorio.

La papada suele aparecer por problemas de sobrepeso, por falta de tensión provocada por el paso del tiempo o la propia forma del rostro, lo que favorece la aparición de la papada incluso en edades tempranas.

lipolaser de papada

¿Qué puedo esperar de mi primera visita con el Dr. de Francia?

Si estás valorando someterte a un lipoláser de papada, lo primero es concretar una primera cita con nosotros. En la primera visita le comentarás tu caso al Dr. de Francia, así como tus expectativas y objetivos con esta intervención, entonces valoraremos junto a ti cuál es el mejor tratamiento para tu caso en particular.

El principal motivo de las insatisfacciones relacionadas con intervenciones de este tipo es una falta de entendimiento entre cirujano y paciente, por lo que te pedimos que seas lo más expresivo/a en ese momento.

A continuación, el Dr. de Francia te explorará con detenimiento para ver el estado de tu cuello, elasticidad de la piel, aspecto dela piel… si posees fotos de años anteriores serán de gran ayuda para valorar el estado de la papada.

 

La intervención de lipoláser de papada

Como hemos comentado, la intervención es mínimamente invasiva. Es un procedimiento ambulatorio, no hay necesidad de ingresas en un hospital y es suficiente con anestesia local. La intervención no suele durar más de una hora u hora y media.

Tras aplicar anestesia local, se realiza una pequeña incisión para introducir la fibra óptica de última generación en la piel del paciente y eliminar la grase a través del calor.

Una vez derretida, se extrae la grasa y se vuelve a introducir la fibra con el láser para, esta vez, calentar los tejidos y así tensar la piel para definir el contorno facial.

Por lo tanto, no se trata de una intervención muy complicada por lo que los posibles riesgos son mínimos, aunque siempre puede haber complicaciones. Si es un cirujano cualificado, como es el caso del Dr. de Francia y se siguen las indicaciones del equipo, podremos reducir los riesgos al máximo.

 

El postoperatorio

Después de la intervención de lipoláser de papada, el paciente puede sentir molestias, hinchazón y tirantez. Al ser una operación rápida y sencilla, el paciente vuelve a su domicilio justo después de la intervención y guardar reposo de 24 a 72 horas. A partir de ese momento el paciente podrá volver a hacer vida normal.

Los resultados comienzan a verse en los primeros 5 días y es después del primer mes es cuando más evidentes son. Para conseguir unos resultados excepcionales, es recomendable utilizar una especie de faja para controlar la inflamación de la intervención durante las primeras 48 horas y por la noche de los siguientes 5 días.

¿Deseas informarte sobre esta cirugía?

Contacta con nosotros. primera visita gratuita.