Lifting facial – Doctor de Francia Skip to content

La edad, los efectos de la gravedad, el sol y el estr√©s de la vida cotidiana dejan sus huellas en el rostro.¬† Como consecuencia aparecen profundas arrugas entre la nariz y la boca, arrugas y ac√ļmulos de grasa en el cuello, papada y flacidez de la l√≠nea mandibular. El lifting como intervenci√≥n puede realizarse sola o en combinaci√≥n con otras cirug√≠as de la cara como la rinoplastia o las blefaroplastias.

Los mejores candidatos para un lifting

Los mejores candidatos son aquellos hombres y mujeres cuya piel del rostro y cuello tiene signos de flacidez pero que todav√≠a conserva elasticidad y la estructura √≥sea del paciente es fuerte y est√° bien definida. La edad de los pacientes suele estar entre los cuarenta y sesenta a√Īos pero tambi√©n se realizan liftings a pacientes de setenta y ochenta con excelentes resultados.

El lifting proporciona al paciente un aspecto m√°s joven y fresco e incluso mejora la autoestima del paciente. Pero un lifting jam√°s podr√° modificar totalmente su aspecto ni restaurar la salud y vitalidad de la juventud. Y antes de decidirse a pasar por el quir√≥fano, piense detenidamente en sus expectativas y disc√ļtalas con el Dr. de Francia.

Toda la cirugía conlleva cierta incertidumbre y riesgos

Cuando un lifting es practicado por un cirujano cualificado, las complicaciones son infrecuentes y normalmente poco importantes. Aun así, cada paciente presenta una gran variedad de particularidades anatómicas, reactivas y de capacidad para la recuperación por lo que el resultado de la cirugía nunca puede preverse completamente.

Las complicaciones que pueden darse incluyen el hematoma (co√°gulo de sangre bajo la piel que debe ser extra√≠do por el cirujano), lesiones en los nervios y m√ļsculos faciales (normalmente de car√°cter temporal), infecciones y reacciones a la anestesia. Una recuperaci√≥n lenta de la piel tras la cirug√≠a suele ser m√°s frecuente en los fumadores.

Reducirá en gran medida los riesgos si sigue las directrices de su cirujano, tanto antes como después de la cirugía.

Acerca de la intervención

Los liftings comportan procedimientos muy individualizados. En la primera consulta el Dr. de Francia analizará su rostro , incluyendo la piel y la estructura ósea y le comentará las posibilidades que la cirugía le ofrece.

Asimismo comprobar√° todos aquellos aspectos m√©dicos que pudiesen causar problemas durante o tras la intervenci√≥n, como tensi√≥n alta no controlada, problemas de coagulaci√≥n, etc. Com√©ntele al cirujano si es fumadora o si est√° tomando alg√ļn tipo de medicaci√≥n, especialmente aspirinas o cualquier medicamento que pueda afectar a la coagulaci√≥n de la sangre.

Si decide intervenirse, su cirujano le explicará qué técnica empleará en la cirugía así como la anestesia que empleará y los riesgos y costes que comporta. No deje de preguntar al médico cualquier duda que tenga sobre la cirugía.

Su cirujano le indicará que pasos ha de seguir para preparar la intervención, incluyendo aspectos como la alimentación, el tabaco o si debe tomar o evitar ciertas vitaminas o medicaciones. Siga cuidadosamente las directrices que le marque el equipo médico, ayudará en gran medida a que la cirugía se desarrolle mejor. Si es usted fumadora es fundamental que al menos dos semanas antes y después de la intervención deje de fumar. El tabaco dificulta que la sangre fluya hacia la piel y puede interferir en la recuperación de las cicatrices.

Si tiene usted el pelo corto es recomendable que lo deje crecer antes de la intervención, ya que el cabello largo ayuda a ocultar las cicatrices de la cirugía mientras éstas permanezcan visibles.

Cuando el lifting se haya realizado recuerde que tanto si ha permanecido ingresada o ha sido una paciente ambulatoria deberá contar con ayuda tanto para que la lleven a casa (usted no puede conducir) como para ayudarla en casa durante uno o dos días.

La intervenci√≥n quir√ļrgica

Un lifting es una intervención que puede durar algunas horas. Respecto a cómo realiza la intervención el cirujano, depende de la estructura facial de la paciente, la técnica escogida por el cirujano así como de los hábitos de trabajo que tenga el doctor, en este sentido algunos profesionales trabajan primero un lado del rostro y después el otro, mientras que otros profesionales prefieren ir trabajando simultáneamente ambos lados de la cara.

Las incisiones se realizan en el interior del cabello en la frente y se alargan hacia las orejas siguiendo la l√≠nea natural de uni√≥n de √©stas a la cabeza o bien se realizan por dentro del cart√≠lago que hay en esa zona, despu√©s se prosigue por detr√°s de los l√≥bulos de las orejas hacia la parte inferior del cuero cabelludo. Si el cuello necesita ser trabajado, se realiza una peque√Īa incisi√≥n bajo la barbilla.

En general el cirujano lo que hace es separar la piel de la grasa y el m√ļsculo subyacente. La grasa puede ser eliminada del cuello y la barbilla para realzar el contorno. El cirujano entonces tensa el m√ļsculo y la piel hacia arriba eliminando el exceso. Coloca puntos de seguridad y se deja sin vendaje. Pueden colocarse grapas en el cuero cabelludo.

Tras la intervenci√≥n un peque√Īo y fino tubo puede ser colocado temporalmente bajo la piel detr√°s de las orejas para drenar la sangre que pueda acumularse en aquellas zonas. El cirujano puede en algunos casos vendar la cabeza para minimizar la inflamaci√≥n y los morados.

El Postoperatorio

En líneas generales no hay molestias destacables tras la cirugía. Si hay, pueden ser aliviadas con una medicación analgésica prescrita por el cirujano (el dolor severo o persistente o inflamación de la cara debe ser comunicado a su cirujano inmediatamente). El entumecimiento de la piel suele ser normal que desaparezca algunas semanas después. Su médico le dirá que mantenga la cabeza elevada durante un par de días después de la cirugía de esta manera ayudará a reducir la inflamación.

Si tuviese los tubos de drenaje insertados todavía, éstos serán retirados uno o dos días después de la cirugía. Las vendas, en los casos que se hayan colocados, serán retiradas en unos días. No se sorprenda de la palidez, amoratamiento e hinchazón de su cara. Tenga en cuenta que en pocas semanas su aspecto será normal.

Muchos de los puntos serán retirados después de una semana. Su cuero cabelludo tardará algo más en recuperarse y los puntos o grapas del cabello pueden ser retirados incluso un poco más tarde.

Quiero conocer los posibles riesgos

Tómese cualquier actividad con calma durante la primera semana después de la intervención. Sea especialmente cuidadosa con su cara y cabello, mientras su piel esté tierna y amoratada, piense que al principio no responderá de forma normal.

Su cirujano podr√° darle directrices m√°s concretas para que vaya recuperando gradualmente sus actividades normales, algunas de estas sugerencias podr√≠an ser: evite actividades extenuantes incluyendo el sexo y los trabajos dom√©sticos pesados, durante por lo menos, dos semanas; evite el alcohol, los ba√Īos de vapor y saunas durante bastantes semanas; y limite su exposici√≥n al sol durante algunos meses. Pero por encima de todo, repose todo lo que pueda y permita que su cuerpo se tome su tiempo para recuperarse.

Al principio, su cara le parecer√° extra√Īa. Sus rasgos pueden estar distorsionados, debido a la inflamaci√≥n, y sus movimientos faciales pueden ser levemente r√≠gidos, y probablemente notar√° las cicatrices. Algunos morados pueden persistir durante dos o tres semanas, y puede sentirse cansada con cierta facilidad. No es nada raro que algunos pacientes se sientan deprimidos y contrariados en un principio.

Pero a partir de la tercera semana, su aspecto será mucho mejor, al igual que su estado de ánimo. Muchos pacientes vuelven al trabajo a los 10-15 días después de la cirugía. Si usted debe volver a trabajar, el maquillaje puede ser un buen camuflaje para los posibles morados que todavía pueden permanecer.