Los tratamientos para la mejoría del contorno corporal tienen en la liposucción y la lipoescultura su más potente herramienta. La evolución de las primeras liposucciones, en las que tan solo se trataba de quitar grasa con la finalidad de reducir volumen se vió superada por la lipoescultura, técnica con la que tratamos de remodelar la forma de las zonas intervenidas.

El objetivo de los pacientes y también por supuesto de los médicos, ha sido siempre conseguir remodelaciones corporales en donde pudiésemos quitar la mayor cantidad de grasa con la mayor seguridad posible.

Hasta la fecha, la lipoescultura podía conseguir resultados satisfactorios dejando poca grasa debajo de la piel, pero limitada en algunos aspectos. Existe una relación directa entre la agresividad de la lipoescultura, entendiendo por ésto el afinamiento de la grasa y la piel, y la aparición de complicaciones. Debemos tener en cuenta que la capacidad de retracción de la piel es limitada y es fundamental que sea suficiente como para adaptarse al nuevo contorno. Lipoesculturas muy agresivas o mal ejecutadas aumentaban la posibilidad de que aparecieran irregularidades, ondulaciones, adhesiones de la piel y en definitiva superficies poco regulares y homogéneas.

SAFE Lipo es una técnica de lipoescultura que permite obtener resultados excepcionales con una alta definición de los contornos corporales y con un nivel de seguridad por encima de otras técnicas. Podemos conseguir remodelar el contorno corporal dejando muy poca grasa debajo  de la piel, potenciando los relieves, sombras, depresiones y detalles de la anatomía humana. Las posibilidades de que que aparezcan imperfecciones es muy baja, a unos niveles impensables hasta ahora.

La clave de la SAFE Lipo está en una metodología estricta que sigue las propias iniciales del procedimiento:

  • de Separación: es el primer paso y ocupa un 40% del tiempo del procedimiento. Con unas cánulas especiales el cirujano debe ir separando sin aspiración los lóbulos de grasa, tanto los unos de los otros como su relación con los tejidos circundantes como vasos sanguíneos, linfáticos, tejido conjuntivo, etc… Se trata de que la grasa a aspirar este previamente suelta y emulsificada de la forma más atraumática posible.
  • de Aspiración: ocupa otro 40% de procedimiento y se realiza a continuación. Después de la separación la grasa está suelta de forma que podemos aspirarla con cánulas más finas y pequeñas. La aspiración puede ser realizada con succiones más suaves consiguiendo evitar lesiones que se producen por la avulsión de aspiraciones más potentes requeridas cuando no esta la grasa suelta, emulsificada y separada de los vasos sanguíneos y tejidos circundantes. El sangrado, la inflamación y las molestias postoperatorias serán menores que con otros tratamientos más traumáticos.
  • FE de Fat Equalization (Ecualización de la grasa): es el último paso, supone un 20% del tiempo y es fundamental para obtener un resultado óptimo. Consiste en el tratamiento de emulsificación u separación de la fina capa de grasa qué queda debajo de la piel tras los pasos anteriores. Para evitar las temidas de irregularidades de contorno volveremos a usar cánulas de separación para soltar los glóbulos de grasa distribuyéndolos suavemente de manera homogénea debajo de la piel. Conseguiremos así un fino y homogéneo manto de células grasas permitiendo que la piel se pose regularmente encima de la musculatura.

SAFE Lipo es un método probado y contrastado para conseguir remodelaciones corporales de alta definición, naturales y con una seguridad y minimización de complicaciones superiores a otros métodos de lipoescultura.

¡Si tienes interés en realizarte una lipoescultura de Alta Definición con SAFE Lipo pide cita con nosotros!

Entradas recomendadas