En nuestras consultas es muy frecuente que vengan mujeres que además de querer aumentarse el pecho deseen elevarlo unos centímetros. El paso del tiempo, agravado con el peso de los pechos, embarazos y fluctuaciones en el peso corporal, traen consigo el vaciamiento y caída progresiva de las mamas. Generalmente ésto se traduce en mayor o menor medida en un descenso del complejo areola-pezón.

La simple colocación de prótesis, sobre todo si éstas son anatómicas, produce una cierta elevación del pecho. Sobre todo en aquellos casos que son pequeños y se encuentran principalmente vacíos. Cuanto más volumen más se llenará la mama y menos caída parecerá. Sin embargo, hay que tener cuidado con ésto porque mujeres con pechos caídos, y por lo tanto con mala calidad de piel, difícilmente aguantarán correctamente el paso del tiempo si les ponemos prótesis grandes. Conseguiríamos elevar el pecho pero en 1-3 años estarían otra vez caídos.

Es más conveniente poner un implante de tamaño moderado y si hace falta acompañarlo de una elevación mediante retirada de piel. Es lo que se conoce como mastopexia. Dentro de éstas, dependiendo de lo caídos que estén los pechos y de la cantidad de piel que haya que quitar, se podrán realizar distintos patrones de mastopexia con sus consecuentes cicatrices.  La más frecuente es la mastopexia periareolar. Se realiza retirando piel de manera circular alrededor de la areola. Nos permite subir el pezón hasta 4 cm. En los casos más acusados no será suficiente y habrá que realizar técnicas con mayor escisión cutánea.

En la mastopexia periareolar, una vez retirada la piel,  se frunce la cicatriz externa de forma que se estire la piel alrededor de la areola, que muchas veces hemos reducido de tamaño si era demasiado grande.

Con ello conseguimos “recoger” la piel sobrante alrededor de la areola dejando una cicatriz que engloba toda la circunferencia de la misma.

Combinando la el aumento de pecho junto con la mastopexia o retirada de piel conseguiremos que pechos caídos y vacíos resulten mucho más llenos y elevados.

Entradas recomendadas