Lipofilling Corporal

Lipofilling corporal

El lipofilling Corporal, también conocido como lipoestructura, consiste en la extracción de grasa de una zona del cuerpo en la que se encuentre en exceso (zona donante) para infiltrarla en otra que deseemos rellenar (zona receptora).

La diferencia con respecto a las técnicas actuales popularizadas por Coleman radica en la técnica quirúrgica utilizada para la extracción de la grasa, el tratamiento y procesado de la misma y su infiltracción. En sus inicios la grasa se extraía con cánulas convencionales de liposucción que se conectaban a aspiradores de alta presión. Posteriormente se dejaba decantar la grasa de una manera simple y se infiltraba la grasa en la zona receptora con las mismas cánulas u otras muy parecidas. Los resultados eran pobres ya que ,aunque inicialmente se conseguían buenos resultados, pasado un tiempo la grasa comenzaba a reabsorberse disminuyendo el volumen de infiltración hasta prácticamente desaparecer. La razón era que la grasa se reabsorbía porque no era capaz de vivir en el nuevo lecho; los injertos grasos no prendían.

Las investigaciones posteriores demostraron que el problema no estaba en la idea o en el concepto sino en el modo de llevarla a cabo. Se desarrollaron nuevas cánulas atraumáticas para la extracción de grasa y se conectaban a sistemas de aspiración de baja presión para no dañar las células grasas (adipocitos). A continuación aprendimos como la grasa debía ser procesada mediante la utilización de una centrifugadora que separa los adipocitos de la sangre, células muertas y detritus. Por último, ya con la grasa purificada, se describieron nuevas técnicas de infiltración con cánulas específicas.

La aplicación de todos estos avances han llevado a conseguir resultados mucho más consistentes y duraderos. Actualmente conseguimos que el 80% de la cantidad de los injertos grasos realizados permanezcan para siempre, de modo que durante el tratamiento incluiremos un 20% más de la grasa necesaria para obtener el resultado deseado.

 

¿A quien va dirigido?

Las primeras indicaciones del lipofilling se han aplicado en el ámbito de la cirugía facial. (Ver lipofilling facial). Tras el éxito en los resultados de comenzó a extender su uso a otras regiones anatómicas. En el caso las mamas comenzamos por ha realizar lipofillings como complemento a otros procesos reconstructivos con colgajos y/o prótesis. Así, demostraron su utilidad para reconstrucción de defectos parciales como cuadrantectomías, simetrizaciones,etc.

Una vez consolidado su uso en cirugía reconstructiva, comenzamos a extender sus indicaciones a  la cirugía estética. Aplicando los mismos conceptos generales se ha visto como se pueden conseguir resultados brillantes sin necesidad de prótesis mamarias.

La candidata ideal a lipofilling de aumento mamario sería:

  • Debe ser emocionalmente madura y estar totalmente segura del porqué quiere usted operarse (la mejor razón es sentirse mejor consigo misma).
  • Debe tener expectativas realistas, sabiendo que esta intervención hará que su aspecto mejore pero la perfección no existe.
  • Aquellas pacientes que tienen el pecho un poco pequeño, que quizás les gustaba mucho pero que por embarazos, paso del tiempo o pérdida de peso notan que se le ha vaciado un poco y quieren volver al estado inicial o incluso aumentarlo.
  • Debe querer un aumento de pecho moderado. Los volúmenes más grandes son muy difíciles de conseguir.
  • El resultado deseado debe ser el de un pecho natural. Si usted quiere un efecto de marcado aumento del polo superior (efecto prótesis), no quedaría satisfecha.
  • No debe tener el pecho muy caído. En estos casos se beneficiaría más de una mastopexia con prótesis.
  • Debe tener zonas de donde sacar la grasa (zonas donante).
  • También es de gran utilidad para aquellas pacientes que están operadas de aumento o mastopexia con prótesis mamarias y que tienen la piel muy adelgazada, con rippling o con pequeñas asimetrías.

 

¿Qué puedo esperar de la primera visita?

Es sin duda el primer paso que deberá dar si está considerando la posibilidad de un lipofilling facial, concertar una primera cita con nosotros.  En esta visita hablará directamente con el Dr. de Francia que valorará su caso y le planteará y explicará el tratamiento más adecuado. Es muy importante que usted trate de explicarse de la mejor forma posible acerca de cuales son sus inquietudes y cuales son sus expectativas. Para ello puede hacerse valer de fotos o cualquier referencia que pueda ayudarle a explicarse. Sólo si el Dr. de Francia entiende perfectamente lo que usted quiere, podrá valorar el mejor tratamiento para su caso particular. Además será franco con usted, y le explicará y mostrará  cuales son las expectativas reales de resultado que se podrían obtener teniendo unos pechos como los suyos. Muchas insatisfacciones se producen porque el cirujano no entiende bien que es lo que realmente quería el paciente, y éste a su vez no es consciente de las posibles limitaciones de la cirugía con respecto a lo que él pensaba conseguir. Ésto es algo que no nos podemos permitir.

 

El mismo Dr. de Francia dirigirá la entrevista, ayudándole a obtener la mayor información sobre:

  • Antecedentes médicos personales y medicación habitual
  • Antecedentes familiares.
  • Intervenciones quirúrgicas previas.
  • Si es usted o no fumador

A continuación le explorará para ver con detenimiento el estado de sus mamas, atendiendo a la calidad y flacidez de su piel, tamaño y forma de las mismas, asimetrías, características del complejo areola-pezón, cantidad de grasa en zonas donantes,  etc. Es normal y frecuente  que tome distintas medidas para poder diagnosticar de forma precisa el estado de su pecho y proyectar el tratamiento idóneo. Si nos da su conformidad le realizaremos fotografías que después usted podrá ver con el dr. de Francia deteniéndose en  las características de su pecho y las posteriores explicaciones sobre el tratamiento. Si tiene fotografías suyas de hace unos años pueden sernos de utilidad para valorar la pérdida de volúmenes.

Con toda esta información, estará preparado para recibir todas las explicaciones pertinentes sobre su tratamiento. Le explicaremos detenidamente la técnica quirúrgica , el postoperatorio, el tamaño y localización de las cicatrices, las posibles complicaciones y resolveremos las dudas que le puedan surgir.

 

Antes de la operación

Tendrá que realizarse las pruebas preoperatorias. Generalmente constan de analítica completa (incluyendo hemostasia), electrocardiograma y radiografía de torax.

Una vez decidida la realización de la intervención le facilitaremos una Guía del  Paciente en donde encontrará diversas recomendaciones para antes de la cirugía, para después de la misma, así como el tratamiento médico que deberá llevar en casa durante los primeros días.

 

La intervención quirúrgica

La duración aproximada es de dos horas. La cantidad de grasa que podemos infiltrar por sesión para que ésta sea viable es limitada. En ocasiones pude ser suficiente con una sola sesión, si el aumento que queremos es muy pequeño. Lo habitual sin embargo es que sea necesario en dos sesiones separadas por 4 meses de tiempo. Ésto nos asegurará la viabilidad de los injertos grasos y nos permitirá conseguir volúmenes mayores.

Se comienza extrayendo la grasa con una cánula especial de 3 mm, generalmente de la zona abdominal, de las cartucheras o de los flancos. La cánula va conectada a una jeringa que es la que hace el vacío. Las cicatrices en la zona donante son mínimas (3mm) y suelen esconderse en sitios como el ombligo o pliegues cutáneos para que no se vean nada. A continuación se realiza el tratamiento de la grasa ,consistente en una centrifugadora que separa los adipocitos del suero, células sanguíneas, células muertas, etc. Una vez obtenida la grasa pura pasamos a la fase de infiltración. Para ello utilizamos nuevamente unas cánulas específicas que, a través de incisiones de 1-2 mm, nos permiten ir depositado la grasa a lo largo de las distintas zonas de la mama para conseguir un aumento homogéneo. Las cicatrices , por su mínimo tamaño y localización apenas serán visibles tras la cirugía.

 

La anestesia y la hospitalización.

Generalmente la intervención se realiza bajo anestesia local y sedación. La duración del ingreso suele comprender un régimen de media estancia. El paciente va a la habitación 2-3 horas tras la cirugía hasta que remitan los efectos de los fármacos.

 

Donde será la operación

Toda operación quirúrgica debe realizarse en una clínica u hospital que cumpla las máximas garantías de calidad y seguridad. Nosotros operamos en el Hospital Rey don Jaime de Castellón y en el 9 de Octubre de Valencia. Dependiendo de su procedencia podrá elegir entre uno u otro.

 

Y después de la operación

Tras la infiltración las mamas se hincharán y pueden haber pequeños hematomas, que desaparecen entre 7 y 15 dias en función de la persona. Es extremadamente infrecuente que queden irregularidades aunque a veces hay que retocar la zona al cabo de los 4-6 meses si hace falta más volumen o hay que procurar más simetría.

El tejido adiposo apenas se reabsorbe en las mamas. Las células injertadas viven en el tejido donde se han implantado y como cualquier otra célula grasa puede aumentar o disminuir su tamaño. La gran ventaja del tejido adiposo es su ubicuidad, de fácil obtención y que no produce ninguna reacción alérgica o de rechazo.